Temas importantes sobre los seminarios de Cosmic Power®

Cosmic Power® -- ¿Qué es? -- ¿Cómo podemos experimentarlo?

¿Tomar para la vida cotidiana?

Cada uno de los cursos de Cosmic Power®  es un rompecabezas para activar la propia energía vital y estar y sentirse conectado a esta Fuerza Cósmica. Naturalmente esto no debe pasar sólo dentro de la cabeza. Y no basta que yo lo escuché una vez y me parece que es bueno. El ejercicio constante es la condición para estar y permanecer conectado.

El ejercicio constante significa estar conectado con otro plano, de donde lo que lleva adelante es activado dentro de nosotros y los bloqueos son borrados a la vez.

Nuestro doble de vida

Nuestro subconsciente presionará la conciencia en determinadas situaciones a actuar solamente de esta forma y no más de otra. Nuestro cuerpo bioelectromagnético (CBEM) está siempre presente y listo para apoyarnos. Podemos confiar en él. Él nunca miente, porque nosotros no podemos mentir conscientemente a nosotros mismos. Él es Yo y es mi compañero constante.

No son puras promesas, sino una posibilidad y una oferta para ser un co-creador activo de la propia vida.

¡Siempre se trata de la misma cosa!

Cada persona puede sentir esto dentro de si . El diálogo es necesario. ¿Cómo comunico con él?

De cualquier forma, me parece muy importante que no caminamos más por la vida como tienda de autoservicio o donante de energía para otras personas. Si se siente "desgastado" o "vacío" son evidencias que las puertas están abiertas todo el tiempo.

Nuestro CBEM está listo y siempre presente para ayudar y apoyarnos en el caso deseado. No creo sensato hacer publicidad para reclutar personas para cursos de  Cosmic Power® . Porque aquellos que no sienten la llamada interna por sí mismos entonces tendrán expectativas muy específicas. Y cada expectativa ya es una limitación, tal vez la más grande. ¡Porque cada expectativa bloquea la cerradura!

Nada de lo que uno de los participantes del taller vivencia puede ser transferido por el 100% a un único participante diferente. Porque sólo hay especies únicas. No hay dos ojos, dos copos de nieve, dos gotas de sangre o dos huellas dactilares idénticos. Somos todos únicos y estamos caminando como si fueramos copias de nosotros mismos a nuestro lado y no lo observamos.

Cada persona puede experimentar algo totalmente diferente, de forma mucho más amplia, profunda y ancha que cualquier persona anterior.

No importa quién o qué realmente te presionó para la participación en el taller o por qué te sentías atraído, esto se revelará mucho tiempo después, tal vez después de semanas, meses o hasta años.